Plan de acción FLEGT

Desde 2001, la Unión Europea ha estado elaborando el plan de acción FLEGT (Forest Law Enforcement, Governance and Trade) para la aplicación de normas forestales, gobernanzas e intercambios comerciales), y que prevee un conjunto de medidas para conseguir excluir las maderas y productos de origen ilegal del mercado europeo, mejorar el suministro de madera de origen legal y aumentar la demanda de productos legales.

Este plan de acción está compuesto por dos ejes principales: los Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV) y el Reglamento de la UE relativo a la comercialización de la madera (EUTR). El plan de acción FLEGT fue revisado por la UE en 2016.

La ATIBT puso en práctica dos proyectos relativos al Plan de Acción FLEGT y al mecanismo REDD+ (hasta 2019):

 El proyecto FLEGT-REDD+: “Integración del sector de la madera tropical centro-africana y del oeste en los mecanismos FLEGT-REDD+.”

El proyecto FLEGT-ID: “Fortalecimiento de la capacidad de asociaciones profesionales del sector privado forestal de África central y del oeste para permitirle una mejor integración en el Plan de Acción FLEGT.”

La ATIBT realizó a principios de 2017, junto a la ONFI, un estudio de las oportunidades del mecanismo REDD+ para el sector forestal privado.

Los Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV)

Los Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV) son acuerdos comerciales concertados entre los países exportadores de la Unión Europea que tienen por objetivo establecer un mecanismo que permita la recolecta legal de la madera en los países signatarios.

Hoy en día, en África central y del oeste, 5 países han firmado un AAV con la Unión Europea:

Camerún: AAV entrado en vigor en 2011
República Centroafricana: AAV entrado en vigor en 2012
República del Congo: AAV entrado en vigor en 2013
Ghana: AAV entrado en vigor en 2009
Liberia: AAV entrado en vigor en 2013

Gabon y la República Democrática del Congo han entablado negociaciones con la UE con el fin de firmar un AAV.

Los AAV tienen por objetivo una mejora de la gobernanza de los Estados productores, a través de diferentes herramientas:

Un sistema de verificación de la legalidad
Un sistema de trazabilidad
Auditores independientes
Observadores independientes (opcional)

Finalmente se emiten las autorizaciones FLEGT para la madera. A día de hoy, ningún país signatario de la Cuenca del Congo puede emitir licenciaturas FLEGT. Indonesia es, hoy en día, el único país con licencia FLEGT desde noviembre 2016.

Reglamento de la UE relativo a la comercialización de la madera (EUTR)y la “Diligencia Debida”

Este reglamento impone a los vendedores en mercado convencional la aplicación de la “Diligencia Debida” y el ser capaz de demostrar su aplicación. Esta “Diligencia Debida consiste en la aplicación de una serie de medidas y procedimientos que tienen por objetivo reducir al máximo los riesgos de comercialización de la madera o de productos derivados de madera de origen ilegal.

Otras iniciativas para la lucha contra la comercialización de madera ilegal

Al igual que la Unión Europea, otros países consumidores de madera han decidido legislar contra el comercio de madera ilegal: los Estados Unidos desde mayo 2008, con el Lacey Act (el cual comenzó a principios del siglo XX), y Australia, quien aprobó el Illegal Logging Prohibition Act , a finales de 2014. Estas legislaciones prohíben, así como la EUTR, la comercialización de madera ilegal recolectado contraviniendo las leyes del país de explotación.